Pampaneira, hermoso pueblo de la Alpujarra

pampaneira-89En la preciosa comarca de la Alta Alpujarra se encuentra el singular pueblo de Pampaneira. Está encajado en el conocido Barranco de Poqueira, y junto a él, los pueblos de Bubión y Capileria. Está situado a unos 1.095 metros de altitud, su distancia con la capital de Granada no llega a 70 kilómetros y cuenta con una población aproximada de 350 habitantes.

Su nombre procede del latín “pampinarium”, tierra de pámpanos. Para los que no lo sepáis, los pámpanos son un brote muy delgado y tierno de color verdoso de la vid.

poqueira00020-300x200 poqueira00019 pampaneira-88 pampaneira-01

 

 

 

 

 

Me enamoré de aquel barranco la primera vez que visité la Alpujarra Alta, tuve que parar el coche metros antes de llegar al primer pueblo para fotografiar aquella estampa. Fue hermoso ver los tres pueblos blancos escalonados en el lateral de la montaña con el nevado pico Veleta detrás.

Mi sorpresa fue aún mayor cuando llegué a Pampaneira, todo lo que veía me gustaba (a excepción de la central eléctrica que hay en el puente que cruza el barranco, poco antes de llegar). Es un pueblo que reúne el urbanismo, la tradición, la artesanía y la gastronomía típica de toda la zona.

Urbanismo

pampaneira-46 Su arquitectura y trazado es bereber, destacan casas blancas de poca altura, paredes gruesas de piedra y tejados planos, calles empedradas, sinuosas, estrechas, con multitud de rincones y acequias en medio; soportales, tinaos, lavaderos, fuentes y  extraordinarias chimeneas. Los tinaos son espacios abiertos techados con vigas de madera y cañas en la entrada de las casas. Las chimeneas son cilíndricas y están rematadas con una laja de pizarra a modo de “sombrerillo”.

Hay varias fuentes en el pueblo, la que más me llamó la atención es la de Chumpaneira (poco antes de llegar a la plaza), sobre ella aparece la siguiente frase escrita: «Es fuente de la virtud y tiene tal magnitud que soltero que bebe con intención de casarse no falla, pues al instante novia tiene». Así que ya sabéis dónde acudir si estáis buscando pareja. 😀

Los vecinos tienen bien cuidadas las calles, están muy limpias y hay gran cantidad de macetas por todas ellas. Las calles empedradas con las acequias repletas de agua, los tinaos, y las chimeneas captaron gran parte de mi atención. Estoy segura de que el turista que visita Pampaneira no se va sin una foto de estas chimeneas. No es de extrañar que lo denominaran  Conjunto Histórico Artístico y que obtuviese en los años 1.977 y 1.978 el Premio Nacional de Turismo de Embellecimiento y Mejora de los Pueblos Españoles.

pampaneira-97 pampaneira-94 pampaneira-73 pampaneira-63 pampaneira-51 pampaneira-48 pampaneira-28 pampaneira-21

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La artesanía también se hace evidente al pasear por sus calles. Están repletas de pequeños locales que muestran los productos artesanales típicos de la comarca: cerámicas, jarapas, mimbre, cuero, etc. Sobre todos ellos destacan las jarapas, tejidos muy gruesos de colores que tienen diversos usos: colchas, mantas, cortinas y alfombras. Este artículo surgió con a idea de aprovechar trozos de ropa vieja. En la entrada del pueblo podemos visitar un telar tradicional. ¡Vale la pena visitarlo!

pampaneira-101

Gastronomía

pampaneira-85

¡Y qué decir de la gastronomía! En el pueblo te puedes encontrar varios negocios que venden productos elaborados en la Alpujarra: variedad de quesos, vinos, embutidos, mermeladas y otras conservas, chocolates, dulces tradicionales de origen morisco, etc. La carta de los restaurantes, bares, mesones o tabernas está basada en los platos típicos del la comarca, preparados con productos de allí. Ofrecen  diferentes guisos, pucheros, sopas, migas de pan y de harina, carnes a la brasa o en salsa, revueltos de verduras, y por supuesto, el plato estrella  “el plato alpujarreño”. Dicho plato se compone de patatas a lo pobre acompañadas de huevo frito, jamón serrano, chorizo, morcilla. Depende del restaurante sustituye o añade longaniza, panceta o chuleta de lomo. ¡Todo light! 😀 Estoy muy familiarizada con esta comida, soy de un pequeño pueblo de la Sierra de la Contraviesa (Alpujarra Baja).

He tenido el gusto de comer en dos restaurantes: Bodega Asador El Lagar y Restaurante-Pizzería El Castaño; ninguno de los dos me decepcionaron. El primero, una bodega pequeña pero muy coqueta,  pone unos platos enormes, se agradece que los camareros avisen de ello porque nosotros con un plato y una ensalada comimos dos personas y sobró comida. No soy de comer mucho, pero creo que hasta para la gente de “buen comer” le costaría terminarse el plato. En el segundo cenamos pizza, una de las mejores pizzas que he probado, la masa estaba buenísima y  con una terraza pequeña pero muy acogedora y agradable. La relación calidad precio estupenda, me pareció barato. No sé, pero supongo que el resto de restaurantes del pueblo irán en la misma línea.pampaneira-121

 

Volviendo a los locales, debo mencionar los chocolates de la Abuela Ili. Un local, que simplemente por verlo, vale la pena entrar. Ofrece una gran variedad de chocolates, sabores y mezclas, ni en mis mejores sueños hubiese podido imaginar tanta variedad. En el pueblo compré también mermelada de fresas al cava, la utilicé un día  especial con bastantes invitados, preparé unos canapés de paté con mermelada. ¡Una delicia!

Fiestas

pampaneira-99Sus fiestas más conocidas son las que se celebran en honor de la Santa Cruz y San Blas, el fin de semana más cercano al 3 de mayo. Estas fiestas culminan con el “entierro de la zorra” . En verano también celebran sus fiestas en honor a la Santa Cruz, me dijeron que era el segundo fin de semana de agosto.

En octubre tiene lugar una feria que muestra los productos artesanales y agrícolas típicos de la comarca. El día 1 de noviembre se celebra la fiesta de la mauraca o fiesta de la castaña, en donde se realizan rutas por los senderos para recoger castañas, con la intención de llegar al pueblo asarlas y comérselas con un chupito de anís mientras bailan y disfrutan de la música tradicional. Esta fiesta se celebra en numerosos pueblos de la Alpujarra.

Otra celebración muy común en diciembre en los pueblos del lugar es la fiesta de la matanza. La matanza de cerdos es una tradición en los pueblos rurales, de él se obtienen una gran variedad de productos derivados del cerdo: morcilla, salchichón, chorizo, butifarra, longaniza, jamón, chicharrones …, etc. Consumir estos productos caseros es un lujo, más aún si se acompaña con algún buen vino de la zona.

Quiero terminar el post animándoos a visitar Pampaneira, un pequeño pueblo que os encantará. Os invito además a que me deis vuestra opinión sobre él.

 

poqueirafirmada00001

 

 

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook23
The following two tabs change content below.

Sonia Morales

Latest posts by Sonia Morales (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *