La chirimoya y sus beneficios.

reducida1

La chirimoya es una fruta típica del otoño e invierno, es originaria de Chile, norte de Perú y sur de Ecuador. En Europa se introdujo a través de España en el siglo XVIII. Se cultiva básicamente en la costa tropical granadina, aunque su cultivo se ha extendido por el resto de países con clima subtropical. Pese a ser muy conocido en nuestro país, en especial en el sur, es un gran desconocido a nivel mundial. Debido a su delicadez no se suele exportar, en España casi toda la producción es para el mercado nacional.

Es frágil tanto el árbol como la fruta, de ahí que necesiten un clima seco y suave para crecer, es decir, zonas en donde no llueva mucho, con una humedad constante y temperaturas que no tengan extremos de fríos ni calor. Las heladas pueden dañar hasta la madera. No soportan fuertes vientos,  por un lado, sus ramas más jóvenes se doblan con gran facilidad, por otro lado, cuando está cerca la recolección del fruto el viento daña la piel de la chirimoya con el roce de las hojas.

Procede del chirimoyo, un árbol caducifolio de crecimiento lento que puede llegar a alcanzar unos ocho metros de altitud. Sus hojas verde intenso son suaves al tacto y de forma ovalada. Las flores son poco llamativas pero muy aromáticas.reducida2

Es una fruta muy dulce, y al igual que el caqui, se suele comer con cuchara porque su textura es blanda. Su piel es de color verde claro, la pulpa es blanca y contiene huesos negros de aproximadamente un centímetro de grosor. Cuando madura, la piel empieza a tomar un tono marrón y la pulpa pasa a ser marfil claro.

La chirimoya tiene multitud de propiedades y sus beneficios son cuantiosos. Es fácil de digerir, posee gran cantidad de agua, y pese a ser pobre en grasas, su valor calórico es muy elevado debido a la gran cantidad de azúcares que contiene. De ahí que se recomiende un consumo habitual para los deportistas y mujeres embarazadas o en época de lactancia. Dicha fruta contiene bastante fibra, por eso los médicos se lo recomiendan también a personas con problemas de tránsito intestinal, por ejemplo, cuando se sufre de estreñimiento. La combinación de fibra y poca grasa ayuda además a reducir el colesterol.

Normalmente se consume fresca. No obstante, en algunas regiones (sobretodo en América) preparan mermeladas, licores, caramelos, batidos y helados de chirimoya.

Es una fruta de temporada, a día de hoy la podemos encontrar en cualquier mercado o frutería de la Alpujarra y Costa de Granada. ¡No dudéis y comprar este manjar blanco!

Si os fijáis en la fotografía inferior, podréis ver que el chirimoyo pesa 2,100 kg. ¡Así se crían los chirimoyos en Gualchos!

1414246004466

Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Facebook0
The following two tabs change content below.

Sonia Morales

Latest posts by Sonia Morales (see all)

4 Responses

  1. Helenia dice:

    No tiendo a comer mucha chirimoya pero parece que sus beneficios son amplios y bastante variados, voy a tener que empezar a comer algo más seguido a ver que tal me va con ella, gracias por la información

  2. Ana dice:

    Me gustaría añadirle a la entrada, que unos cerveceros de la alpujarra están experimentando con la chirimoya para elaborar una cerveza. No me puedo imaginar como sabrá eso.

    Me ha encantado tu artículo.

  3. Dora dice:

    Me encanta los chirimoyos, no sabía que eran buenos para el estreñimiento. Gracias.

  4. Susana dice:

    Yo he probado una bebida de chirimoya del Lidl, es como zumo pero en lugar de venir en brick, su envase es en lata. No sabe mucho a chirimoya, pero no está mal de sabor.

  5. Raquel dice:

    ¡Qué buena está la chirimoya! Ahora vivo fuera de España y la última vez que las probé fue en un pedido que hice a los chicos de Exotic Fruit Box y estaban deliciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *